Website Survey

Lawhelp.org/DCWashington DC

Información sobre contratistas de reparación y mejoras para el hogar

Por: D.C. Bar Antitrust and Consumer Law Section in Cooperation with the Office of Attorney General of the District of Columbia
Lea esto en:
English

FAQ

¿Cómo puedo encontrar un contratista confiable?

Las reparaciones de vivienda pueden ser sumamente costosas y usted debe informarse todo lo que pueda sobre un contratista antes de contratarlo.  La siguiente es una lista de los pasos básicos a dar para elegir un contratista o una empresa de reparaciones de vivienda:

  • Procure recomendaciones y referencias. Hable con amigos, familiares y otras personas para las que el contratista haya hecho algún trabajo parecido.
  • Obtenga los presupuestos de al menos tres contratistas. 
  • Asegúrese de que los presupuestos se basen en el mismo trabajo para poder hacer comparaciones razonables. Asegúrese de que el contratista cumpla con los requisitos de licencia y certificación llamando al Departamento del Consumidor y Asuntos Regulativos del Distrito de Columbia al 202-442-4400. Usted puede verificar en línea si un electricista o un plomero cuentan con licencia en http://dcra.dc.gov/dcra/cwp/.
  • Verifique el historial de quejas contra el contratista en la Oficina de Fomento Comercial (BBB). Marque 202-393-8000 o visite el portal  http://www.dc.bbb.org/qsearch.html.
  • Procure los nombres de sus proveedores y pregúnteles si el contratista les paga de manera oportuna.
  • Comuníquese con su departamento de inspección de edificios local para averiguar cuáles son los requisitos de inspección y para la obtención de un permiso.  Llame al 2020-442-4400, visite el Departamento del Consumidor y Asuntos Regulativos en el 941 de la calle N. Capitol, noreste, Oficina 2300, o ingrese a www.dcra.dc.gov
  • Asegúrese de que su contratista tenga los seguros de responsabilidad civil, daños materiales e indemnización laboral para sus trabajadores y subcontratistas. Obtenga copias de los comprobantes de seguro del contratista.  También consulte con su aseguradora si está usted amparado en caso de daños y accidentes.
  • Desconfíe de los contratistas que trabajan desde apartados postales, buzones privados y suites en vez de direcciones de negocios locales.
  • Insista en recibir un contrato cabal por escrito. Sepa exactamente qué trabajo se llevará a cabo, la calidad de los materiales a usar, las garantías, los cronogramas, el precio total del trabajo y el plan de pagos.
¿De qué debo cuidarme al hacer tratos con un contratista?

Usted debe ser especialmente cauteloso si el contratista:

  • ofrece sus servicios de puerta en puerta o viene a buscarlo;
  • casualmente tiene material que le sobró de un trabajo reciente;
  • le dice que su obra será una “demonstración”;
  • le ofrece descuentos si consigue otros clientes;
  • le ofrece un precio que es mucho mayor o mucho menor que el de otros presupuestos;
  • lo presiona para que tome una decisión inmediata;
  • le ofrece garantías excepcionalmente extensas;
  • sólo puede ser contactado dejándole mensajes en una contestadora;
  • maneja una camioneta sin distintivos o sus vehículos tienen placas de otro estado; o
  • le pide que pague por el trabajo completo por adelantado. 
¿Por qué no puedo nada más escoger un contratista de las páginas amarillas?

Sólo porque un contratista se anuncié en la sección de “Mejoras para el hogar” de las páginas amarillas, eso no garantiza que cuente con una licencia válida o que su reputación sea buena.

¿Qué preguntas debo hacerle al contratista?
  • ¿Cuánto tiempo lleva en el negocio?
    • Usted debe buscar una empresa bien establecida y verificar con sus agentes locales de protección al consumidor si dicha empresa ha presentado algún problema.  Llame a la Línea de Protección al Consumidor de la Oficina del Procurador General del Distrito de Columbia al 202-442-9828 o pregunte en la Oficina de Fomento Comercial (BBB) al 202-393-8000.  También puede consultar en línea, en http://www.dc.bbb.org/qsearch.html. No se fíe de una falta de quejas para tomar su decisión. Pueda que haya problemas que aún no se hayan denunciado o que el contratista trabaje usando varios nombres diferentes.
  • ¿Tiene licencia y está inscrito en el Distrito de Columbia?
    • El Distrito de Columbia cuenta con leyes para la obtención de licencias. Pídale al contratista que le muestre su licencia. Asegúrese de que esté vigente. Conforme a las leyes del Distrito de Columbia, un contratista debe llevar consigo su identificación del Departamento del Consumidor y Asuntos Regulativos (DCRA).
  • ¿Cuántos proyectos como el mío ha completado en el último año?
    • Pida una lista. Esto le ayudará a establecer qué tan familiarizado está el contratista con su tipo de proyecto.
  • ¿Necesitaré un permiso para mi proyecto?
    • La mayoría de las localidades exigen permisos para los proyectos de construcción, incluso para trabajos sencillos como terrazas.  Un contratista competente obtendrá todos los permisos necesarios antes de empezar a trabajar en su proyecto.  Desconfíe si el contratista le pide que usted obtenga el o los permisos; puede significar que no tiene licencia o que no está inscrito como lo exigen el Distrito de Columbia o su localidad.
  • ¿Puede darme una lista de referencias?
    • El contratista debe poder darle los nombres, direcciones y teléfonos de al menos tres clientes con proyectos similares al suyo. Pregúntele a cada uno de ellos cuánto hace que se completó el proyecto y si puede pasar a verlo.  También dígale al contratista que quisiera visitar obras en progreso.  Desconfíe si un contratista se rehúsa a darle referencia alguna.
  • ¿Empleará subcontratistas en este proyecto?
    • De responder que sí, pida conocerlos y asegúrese de que cuenten con un seguro vigente y con licencia. También pregúnteles si este contratista les ha pagado de maner oportuna.
  • ¿Con qué clase de seguros cuenta?
    • Los contratistas deben contar con seguros de responsabilidad civil, indemnización laboral y contra daños materiales.  Pida copias de las pólizas de seguro y asegúrese de que estén vigentes. Evite hacer tratos con contratistas que no tengan los seguros correspondientes.  De otro modo, usted será responsable de cualquier accidente y daño que ocurra durante el proyecto.         
¿Cómo debo verificar las referencias que me proporcione el contratista?

Debe hablar con algunos de los clientes del contratista. Ellos pueden ayudarle a decidir si dicho contratista le conviene. Puede preguntarles:

  • ¿Puedo visitar su casa para ver la obra terminada?
  • ¿Estuvo satisfecho con el proyecto?  ¿Se completó a tiempo?
  • ¿El contratista lo mantuvo informado del progreso del proyecto y de cualquier problema que haya surgido durante el mismo?
  • ¿Surgieron costos inesperados? De ser así, ¿cuáles fueron?
  • ¿Los trabajadores se presentaban a tiempo?  ¿Limpiaron todo al terminar el trabajo?
  • ¿Recomendaría usted al contratista?
  • ¿Contrataría usted de nuevo al contratista?
¿Qué tan importante es que el contratista tenga licencia?

El Distrito de Columbia exige que los contratistas de remodelación de viviendas y servicios de reparación cuenten con una licencia. El Reglamento para la Obtención de Licencias de Mejoras para el Hogar del Distrito de Columbia establece que, a menos que cuente con una licencia, un contratista no puede aceptar ningún pago antes de completar todo el trabajo.  Esto es cierto aun cuando el contratista obtenga posteriormente una licencia retroactiva a la fecha en que empezó la obra.

Un contratista que lleve a cabo mejoras para el hogar sin una licencia contravendrá la ley de Normas de Protección al Consumidor (CPPA).  A un contratista le está prohibido trabajar con la licencia de otro contratista.

Pida ver la licencia del contratista.  Asegúrese de que esté vigente.

¿Necesita el contratista hacer algo antes de empezar a trabajar?

Las leyes del Distrito de Columbia exigen que incluso un contratista con licencia obtenga los permisos de construcción de la ciudad correspondientes.  La ley exige que el contratista deje una suma de dinero en depósito como garantía de su desempeño.

¿Debo celebrar un contrato por escrito con el contratista?

Sí.  Usted no debe permitir que un contratista empiece a trabajar en su hogar hasta que tenga un contrato por escrito firmado.  Aunque quizás la idea de tener un acuerdo oral y sencillamente “estrecharse la mano” sea tentadora, es muy difícil hacer valer las condiciones de un contrato oral en el tribunal en caso de haber alguna disputa.

¿Qué debe incluir el contrato escrito?

El acuerdo debe ser claro, conciso y completo.  Antes de firmar un contrato, asegúrese de que incluya:

  • El nombre, la dirección, el teléfono y el número de licencia del contratista.
  • El plan de pagos para el contratista, los subcontratistas y los proveedores. Aunque la mayoría de los contratistas exigen un pago parcial para comprar insumos antes de empezar a trabajar, NO PAGUE EL TRABAJO ENTERO POR ADELANTADO. Es mejor tener pagos que venzan al momento en que el contratista termine una parte acordada de la obra. Es común que los clientes paguen a los contratistas en tres partes (una tercera parte por adelantado, otra al completar la mitad de la obra y el resto al completar todo el trabajo).
  • Una fecha estimada de comienzo y de conclusión del trabajo.
  • La obligación del contratista de obtener todos los permisos necesarios.
  • Cómo habrán de manejarse las órdenes de modificación. Una orden de modificación (muy común en la mayoría de las obras de remodelación) es una autorización escrita para que el contratista realice alguna modificación o adición a la obra descrita en el contrato original.  Puede afectar el costo y el cronograma del proyecto. Los contratistas con frecuencia exigen un pago por las órdenes de modificación antes de empezar el trabajo.
  • Una lista detallada de los materiales, que incluya los colores, modelos, tamaños, marcas y productos.
  • Garantías que amparen los materiales y la calidad del trabajo. Deben identificarse los nombres y direcciones de las partes que honran las garantías: el contratista, el distribuidor o el fabricante.  También deben explicarse a detalle la duración del período de garantía y cualesquier limitaciones que incluya.
  • Lo que hará y lo que no hará el contratista.  Por ejemplo, ¿están la limpieza del lugar y el transporte de la basura incluidos en el precio? Pida la adición de una “cláusula de limpieza”, que hace al contratista responsable de todas las labores de aseo, incluyendo derrames y manchas.
¿Puedo cambiar de parecer después de firmar un contrato?

Las leyes federales y las del Distrito de Columbia le dan tres (3) días hábiles para cancelar un contrato si la venta (en este caso la venta de servicios) se lleva a cabo en su hogar o en otro lugar que no sea el negocio del vendedor.  Esto se conoce como el “plazo para reconsiderar”. El contratista no puede privarlo de este derecho empezando a trabajar de inmediato, vendiendo su contrato a un prestamista o de ninguna otra manera.  Sin embargo, pueda que usted le deba dinero al contratista por los beneficios recibidos antes de cancelar. 

Al momento de celebrar el contrato, el contratista o vendedor debe proporcionarle:

  • dos copias de un formulario de cancelación con fecha (una para conservarla y la otra para enviarse); y
  • una copia de su contrato o recibo que muestre el nombre y la dirección del vendedor, y que explique su derecho a cancelar. El contrato o recibo debe redactarse usando el mismo lenguaje de la presentación de ventas.
¿Puedo cancelar el contrato?

Usted puede cancelar el contrato si la regla del “plazo para reconsiderar” aplica y usted aún está en el período de tres días que dicha regla permite.  Si la regla aplica, puede cancelar una compra firmando y asentando la fecha en uno de los avisos de cancelación, y enviándolo por correo certificado con fecha de matasellos previa a la media noche del tercer día hábil después de cerrada la venta.  El sábado se considera un día hábil, pero el domingo y los días feriados legalmente reconocidos no.  Conserve el aviso de cancelación como constancia.

¿Y si quiero un trabajo adicional después de haber firmado el contrato?

Usted debe evitar pedir trabajos adicionales una vez firmado el contrato.  Si quiere hacer alguna modificación, la mejor manera de evitar malos entendidos es mediante una orden de modificación específica por escrito. La orden de modificación la firman ambas partes y se adjunta al contrato original.  Ésta especifica el trabajo adicional a realizar, los materiales y cualquier cambio hecho al cronograma. Recuerde que una orden de modificación puede aumentar de manera significativa el precio.

¿A qué debo prestar atención al comenzar la obra?

Preste atención al progreso de la obra y al cronograma del contratista sobre qué se hará y en qué orden.  Si algo parece faltar o ser fuera de lo ordinario, debe preguntarle al contratista al respecto.  Eso evitará problemas posteriores.

¿Qué le está prohibido hacer a un contratista conforme a la ley?

La mayoría de las prácticas comerciales ilegales en la lista de la ley de Normas de Protección al Consumidor (CPPA) tiene que ver con artimañas y mentiras (fraude y falsificación).  A continuación se muestran algunos ejemplos de conductas ilegales que pueden aplicarse a la remodelación o reparación de una vivienda por parte de un contratista.  Un contratista no:

  • tergiversará ningún hecho substancial (es decir, importante) con la intención de engañar;
  • declarará que los productos o servicios tienen cualidades que no poseen;
  • declarará que el comerciante tiene una afiliación o una conexión que no posee;
  • declarará que los productos son originales o nuevos cuando de hecho no lo son;
  • declarará que los productos o servicios son de alguna norma, calidad o estilo si de hecho no lo son;
  • anunciará ni ofrecerá productos o servicios sin la intención de venderlos tal como se hayan anunciado u ofrecido (es decir, no dará “gato por liebre”);
  • hará declaraciones falsas o engañosas en relación con el motivo, la existencia o el monto de un escuento en el precio, o en cuanto a precios comparados con los de la competencia o con los suyos propios que haya ofrecido en el pasado o que vaya a ofrecer en el futuro;
  • declarará falsamente que ciertas reposiciones, reparaciones o servicios son necesarios;
  • remplazará las partes de un artículo para repararlo cuando dichas partes no estén defectuosas;
  • declarará falsamente que se le hicieron reparaciones, alteraciones o modificaciones a un artículo cuando en realidad no se le hayan hecho.
¿Cómo puedo protegerme durante la realización del proyecto?

Usted debe conservar toda la documentación que tenga que ver con su proyecto de reparación de vivienda en un solo lugar. Esto incluye copias del contrato, órdenes de modificación (aprobando una sustitución de materiales o servicios) y la correspondencia intercambiada con sus contratistas y proveedores.  Lleve una relación de todas las llamadas, conversaciones y actividades relacionadas con el proyecto. Quizás también quiera tomar fotografías documentando el progreso de la obra. Estas constancias resultarán importantes en caso de surgir problemas con su proyecto durante o después de terminada la construcción.

¿A qué debo prestar atención una vez concluido el trabajo?

Antes de firmar de aceptación y hacer el pago final, use está lista de verificación para asegurarse de que se concluyó el trabajo. Verifique que:

  • Toda la obra cumple con las normas especificadas en el contrato.
  • Tiene garantías por escrito que amparen los materiales y la mano de obra.
  • Cuenta con comprobantes escritos de que se les pagó a todos los subcontratistas y proveedores. (Ver “¿Qué es un ‘gravamen a favor del constructor’?” a continuación)
  • Se haya limpiado y dejado libre de material sobrante, herramientas y equipo el lugar de la obra.
  • Inspeccionó y le dio su visto bueno a la obra ya concluida.
¿Qué es un “gravamen a favor del constructor”?

Su vivienda puede ser sujeta a un “gravamen a favor del constructor” si su contratista no les paga a los subcontratistas y proveedores de su proyecto, incluso si usted ya le pagó al contratista por el trabajo completo.  Esto significa que los subcontratistas y proveedores pueden recurrir a un juicio para obligarlo a vender su vivienda a fin de saldar sus cuentas pendientes derivadas del proyecto.  Antes de hacer su pago final al contratista, usted debe protegerse pidiendo comprobantes escritos de que se les pagó a sus subcontratistas y proveedores. Además, tal vez quiera pedirle al contratista y a cada uno de los subcontratistas o proveedores una liberación o una renuncia al derecho de gravamen.  Una liberación o renuncia al derecho de gravamen es un documento que demuestra que el contratista, subcontratista o proveedor han acordado no imponerle un gravamen a su vivienda. 

¿Qué puedo hacer si el contratista incumple el contrato?

Si usted piensa que el contratista incumplió el contrato, primero hágaselo saber a él en una conversación o mediante una llamada telefónica. Por ejemplo, si llega a casa del trabajo un día y ve que la nueva ventana panorámica está en el lugar equivocado, llame al contratista de inmediato.  Para protegerse, escriba una nota sobre la conversación resumiendo sus inquietudes y cualquier acuerdo al que lleguen, y envíesela al contratista. Conserve una copia para usted. Una buena idea es pedirle a su abogado que redacte una carta planteando sus inquietudes y pidiendo la corrección. Si esto falla, vea si su contrato especifica alguna resolución alternativa de disputas (ADR); o sea, mediación o arbitraje.  Esto significa que usted y el contratista acordaron llamar a un tercero mutuamente aceptable para resolver la disputa sin ir a juicio.  Si su contrato no especifica una ADR, su carta inicial y la del abogado le ayudarán a tomar otras medidas, posiblemente ante un tribunal de reclamos de menor cuantía.  En cualquier caso, sus alternativas consisten en presionar por la “ejecución específica” del contrato, lo que significa obligar al contratista a llevar a cabo el trabajo acordado o pagarle cualesquier gastos adicionales en los que usted haya incurrido por conseguir que alguien más lo hiciera.

¿Dónde puedo denunciar a un contratista por un presunto incumplimiento?

Si vive en Washington, D.C., usted puede denunciar cualquier problema que tenga con un contratista en la Oficina del Procurador General del Distrito de Columbia o en el Departamento del Consumidor y Asuntos Regulativos (DCRA).

La Oficina del Procurador General tiene una Línea Directa para el Consumidor a la que puede llamar: 202-442-9828.  Con el DCRA puede comunicarse al 202-442-4400.

Aunque el Procurador General no demandará por una sola persona, si sospecha que una empresa tiene una práctica habitual que infringe la ley, pueda que investigue o entable una demanda.

¿Hay problemas específicos que surgen tras una inundación u otro desastre? ¿Qué debo hacer al respecto?

Sea más cauteloso de lo normal con los contratistas que ofrecen sus servicios de puerta en puerta.  Haga tratos con negocios establecidos y trate de obtener más de una oferta.  No deje de tomar otras precauciones habituales porque haya una emergencia.  No pague en efectivo.  Exíjales a los contratistas de reparaciones de vivienda que obtengan todas las licencias y permisos del gobierno necesarios para llevar a cabo esa obra en particular, y que cuenten con las licencias profesionales correspondientes.

¿El gobierno federal me ayudará a hacer los arreglos necesarios para reparar mi casa después de un desastre? ¿Cómo sé si estoy tratando en realidad con alguien del gobierno o con un impostor? ¿Qué otras precauciones debo tomar?

Pida una identificación con fotografía siempre que alguien se presente como empleado del gobierno, tal como un inspector.  No se fíe de un uniforme.  No proporcione datos personales tales como su número de Seguro Social y números de cuentas bancarias a individuos que aleguen estar afiliados al gobierno federal.  Los inspectores de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) nunca solicitan esta información.  Un número de Seguro Social o de cuenta bancaria se solicita en la primera llamada a la línea directa de la agencia para inscribirse. En toda llamada de seguimiento, pueda que un representante de la FEMA le pida los últimos cuatro dígitos de su número de Seguro Social. Recuerde que a los representantes de la FEMA o de la Administración de Pequeños Negocios (SBA) no les está permitido aceptar dinero bajo ninguna circunstancia.  Además, los inspectores de la FEMA sólo evalúan los daños, no contratan ni avalan a contratistas específicos para que arreglen viviendas o recomienden reparaciones.

Última revisión y actualización: Aug 23, 2011